Renovación Carné de Conducir: Conducir con niebla

por / jueves, 21 febrero 2019 / Publicado enNoticias
  • Lo primero que debe hacer cuando se circula dentro de un banco de niebla es encender el piloto trasero y los faros antiniebla, recordando desconectarlos para no molestar al resto de conductores cuando haya pasado ese peligro.

Este traicionero fenómeno convierte la conducción en un verdadero infierno cuando aparece. Lo primero que debe hacer cuando se circula dentro de un banco de niebla es encender el piloto trasero y los faros antiniebla. Es posible que nosotros sigamos sin ver mucho, pero es importantísimo que nos vean a nosotros los que vengan por detrás, recordando desconectarlos para no molestar al resto de los conductores cuando haya pasado ese peligro.

 

Niebla al volante

 

No dar las largas

Cuando se atraviesa un banco de niebla –lo que, por cierto, puede durar decenas de kilómetros– no hay que dar las luces largas, porque se ve peor. Lo que sí será más necesario que nunca es fijarse y seguir las marcas longitudinales y laterales de la carretera, que marcarán el camino en la oscuridad de esa incómoda nube baja. También se recomienda reducir la velocidad hasta asegurarse de que ve lo suficiente para seguir, pero nunca se detenga en el arcén o reduzca la velocidad tanto que provoque un alcance de alguien que se acerca por detrás. Si se considera incapaz de conducir en esas condiciones, pare en la primera área de servicio o en una zona de descanso.

 

 

SUBIR