Psicotécnicos: Neumáticos para el invierno

por / viernes, 18 enero 2019 / Publicado enNoticias
  •  En comparación con neumáticos mixtos o de verano, un vehículo con neumáticos de invierno circulando a 50 km/h sobre nieve necesita 31 metros menos para detenerse.

 

Si frecuenta zonas de clima frío, con piso resbaladizo y nevadas habituales, puede instalar en su vehículo neumáticos de invierno. El diseño del dibujo de éstos facilita la evacuación del agua y su compuesto, con predominio del sílice, responde mejor ante la bajada de temperaturas, ya que la goma no se endurece como en los neumáticos normales. Además, unas láminas en sus tacos mejoran la adherencia en nieve y sus flancos más elásticos permiten mayor superficie de contacto con el piso. Según datos de la cadena Euromaster, en comparación con neumáticos mixtos o de verano, un vehículo con neumáticos de invierno circulando a 50 km/h sobre nieve necesita 31 metros menos para detenerse.

 

Evitar confusiones

 

Y cuando la temperatura baja de 7ºC, incluso en seco, estos neumáticos ofrecen un agarre sorprendente. Sin embargo no hay que confundir neumáticos de invierno con M+S (Mod & Snow) o barro y nieve, que montan muchos todocaminos o todoterrenos de serie. El dibujo y composición de los M+S les permiten enfrentarse a terrenos muy variados en invierno y en verano. Su dibujo más profundo proporciona mayor agarre respecto a los convencionales, pero sólo si incorporan también el símbolo de neumáticos de invierno podrán sustituir legalmente a las cadenas en condiciones de nieve o hielo. Es decir, que a las siglas M+S deben incorporan un símbolo de una montaña de tres picos y un copo de nieve en su interior que les diferencia del resto.

 

Los neumáticos de invierno son un 10% más caros y, salvo algún caso excepcional, son solo recomendables entre octubre y marzo ya que cuando aumentan las temperaturas pierden su eficacia y sufren mayor desgaste, además de ofrecer mayor resistencia a la rodadura lo que se refleja en el consumo.

 

SUBIR